MANUAL DE SUPERVIVENCIA PARA EMPRENDER EN ESPAÑA

“Hablando de Creencias, Adivinanzas , Actores y otros Técnicos Básicos con los que te enfrentarás en tu camino del emprendimiento”.

emprendimiento

El título de la reflexión no es el resultado de la búsqueda interesada de un titular grandilocuente con la intención de captar el interés del lector, sino la conclusión de mi experiencia después de más de 20 años fracasando, acertando, llorando y riendo a lo largo del interminable camino del emprendiendo en nuestro país. Son muchas las personas, muy especialmente nuestros representantes políticos, las que continuamente nos motivan y empujan a que seamos emprendedores e innovadores. Explican cómo tenemos que ser, qué debemos hacer, cómo los debemos hacer, en definitiva, nos van revelando diferentes fórmulas para tener éxito en el camino del emprendimiento.

Son dos las cuestiones que fundamentalmente me sorprenden de estos “coach del emprendimiento”: la primera, fíjense que la mayoría de los motivadores o consejeros del emprendimiento son personas que ¡jamás!  en su trayectoria profesional han emprendido nada, y la segunda, por el hecho de que nunca nos explican que en España partimos de un ecosistema social, económico, técnico y administrativo desincentivador para acometer este tipo de iniciativas. Por supuesto que esto no es una opinión personal, basta con dar un vistazo al ranking de países, de este mismo año 2018, sobre facilidad para generar e implantar negocios “Doing Business”, y darnos cuenta por ejemplo, que España ocupa el puesto 123 en el indicador de facilidad para adquirir un “Permiso de Construcción”, situándonos muy por debajo de países como el Congo, Gambia o Kosovo que, siendo países muy respetables, entiendo yo que no deberían ser nuestros comparables a nivel competitivo. Otra pequeña guinda en esta misma línea es que tenemos el tenebroso honor de ocupar el puesto 86, por debajo de países como Sierra Leona o Burkina Faso, en la variable facilidades para “Aperturar un negocio”.

Es cierto que el nuevo informe mundial sobre actividad emprendedora “GEM 2017” ha arrojado luces al plantear que la Tasa de Actividad Emprendedora (TAE) ha subido un punto porcentual respecto al pasado año alcanzando el 6,2% de negocios que tienen hasta 3,5 años de vida en el mercado. No obstante, tenemos que ser conscientes de que el 91% de las iniciativas no tienen intención de generar más de 6 puestos de trabajo a 5 años vista, por tanto, es razonable concluir que en su mayoría son iniciativas cuyo objetivo es la búsqueda de autoempleo, o dicho de una manera menos formal, empresarios por “cojones” que no ven otra salida laboral que desarrollar un emprendimiento.

Son precisamente los datos de dificultad para emprender en España y que la principal motivación sea el autoempleo, las principales razones que me han arrancado a contar, en forma de Manual de Supervivencia, mis vivencias a la hora de generar emprendimientos en nuestro país.  Sinceramente creo, que después de llevar a cabo más de 20 emprendimientos en diferentes sectores, me he encontrado a lo largo de mi camino con la mayoría de los principales obstáculos a los que un emprendedor se tiene que enfrentar. Además de los más comunes, puede que existan algunos obstáculos añadidos cuando el emprendimiento lo llevamos a cabo personas que hemos nacido en familias humildes y crecido en barrios o entornos socioeconómicos modestos. Aunque de esto último, pienso que existe en nuestro país mucho más de creencia que de realidad. Para explicar mi experiencia me ha parecido razonable y sencillo estructurar mis vivencias en 4 grandes grupos: Creencias, Adivinanzas, Actores y los básicos técnicos.

CREENCIAS

Cuando hablo de creencias me refiero a los memes, es decir mensajes y percepciones, que se han ido inculcando y transmitiendo en el ADN social de nuestro país de generación en generación, que actúan en forma de freno motor ideológico para un emprendedor. A mi juicio, la mayoría de ellos no son más que muros ficticios que nuestra sociedad inconscientemente ha ido construyendo, por un lado, a lo largo de los más de 40 años de triste y dura dictadura franquista, y por otro, por los más de 40 años de joven, tibia y asustadiza democracia excesivamente polarizada e ideologizada en compartimentos estancos. Las principales con las que yo me he tenido que enfrentar son:

  1. Sin relaciones sociales a altos niveles y/o ausencia de apellidos de “pedigrí” o curriculum familiar como empresario es casi imposible emprender en España.
  2. El prototipo de empresario, ¿y yo que pinto aquí?… Hablando de Complejos.
  3. Nuestro Sistema Educativo nos transforma ¿De orugas a mariposas?
  4. Lo importante es buscar un trabajo seguro, ¿seguro?
  5. Sin Dinero no hay emprendimiento posible.
  6. Los empresarios son personas egoístas que sólo buscan optimizar su beneficio a costa de explotar al trabajador. Además son de ¿derechas?
  7. Cambiar de opinión implica debilidad de planteamiento o pensamiento.
  8. El Fracaso, el Enterrador de España.
  9. La Suerte, el Estandarte del Éxito en España.

 

ADIVINANZAS

Las adivinanzas no son más que algunas preguntas claves con las que me he tenido que enfrentar a la hora de iniciar un emprendimiento y que considero que ahora deberían estar resueltas por todas las personas que pretendan iniciar un negocio. Son puntos claves de partida que necesitas tener claro para comenzar a estructurar tu idea de negocio. Las principales con las que yo me he encontrado son:

  1. ¿Qué tienes que desarrollar antes en la creación de tu plan de negocio, el público objetivo (target) o el producto?
  2. ¿Qué es más importante para iniciar un negocio, la idea, los recursos financieros, el timing, el equipo, o el plan de negocio?
  3. ¿Desarrollamos planes a largo o a corto?. Hablando de pelotazos.
  4. ¿Quién tiene ahora el control de las audiencias a la hora de comunicar un producto o servicio?
  5. ¿Qué es los más importante para que un cliente potencial se decida a comprar el producto o servicio de tu marca?
  6. ¿Qué características debemos transmitir de un Producto o Servicio?
  7. En el Sector Servicios, a la hora de desarrollar tus procedimientos de gestión lo debes hacer colocando ¿al cliente en el centro?
  8. ¿El cliente siempre lleva la razón?
  9. ¿Trata al cliente como te gustaría que te tratasen a ti?

ACTORES

Cuando hablo de actores hago referencia a los principales profesionales u organizaciones que suelen aparecer cuando estás valorando iniciar un emprendimiento. Mi experiencia es que la mayoría de ellos suelen enlentecer el proceso, desmotivar y despistar al emprendedor, desvirtuar la idea inicial y reducir su mayoría en la toma de decisiones si ven que el proyecto tiene futuro. Por ello, tienes que andarte con mucho ojo para seleccionar a las personas que pueden influenciar en tu toma de decisiones. Soy consciente de que tengo una visión, a priori, demasiado pesimista o negativa con relación a los principales actores que comento. Por lo que me parece razonable pensar que la realidad más común puede que sea un poco más benigna. Pero mi experiencia es la que plasmo, y verdaderamente es un poco alarmante lo que yo he vivido, a excepción de los socios, que en la mayoría de los casos me ha ido muy bien con todos ellos. Yo no digo que siempre generen consecuencias negativas, sino que debemos ser capaces de seleccionarlos para aprender de ellos exclusivamente en el ámbito de competencias en el que son expertos, acotando su área de influencia, y evitando así que afecten en demasía a nuestro proyecto. Los principales con los que yo me he cruzado son:

  1. Los Opinadores.
  2. Consultores y demás profetas.
  3. Los Bancos.
  4. Business Angels y ejemplares similares.
  5. Los Viveros, Incubadoras, Clubster, y demás embriones de su especie.
  6. Los Abogados y demás perfeccionadores de acuerdos.
  7. Los Socios.

LOS OTROS TÉCNICOS BÁSICOS SEGÚN MI EXPERIENCIA

Los técnicos básicos son reflexiones que considero relevantes en el camino de la vida de un emprendedor. Es cierto que algunos de ellos pueden ser aplicables a todas las personas en general, pero la mayoría de ellos son situaciones o reflexiones con las que nos cruzamos normalmente todos aquellos que iniciamos un emprendimiento. En este punto, es conveniente enfatizar una cuestión, la falta de educación financiera en nuestros centros educativos, lo que provoca que muchos de nuestros emprendedores se embarquen a emprender negocios sin saber mínimamente leer una carta de navegación, es decir, sin entender ni manejar, al menos a nivel básico, la situación económico-financiera de una empresa. Por ello, mi consejo es que, en la medida que puedan, se formen en esta área aunque sea de forma autodidacta, pues es muy difícil tomar decisiones estratégicas a nivel empresarial si no se trasladan a números y a sus principales instrumentos de ayuda para interpretarlos. Las principales reflexiones e indicadores que considero relevantes compartir son:

1.Ver el mundo con ojos de niños. Tenemos que romper con la acomodación de lo que percibimos.

  1. Cuidado con el apalancamiento financiero, ¡la palanca es siempre para ambos lados!
  2. La importancia de Lifetime Value (LTV) y la Visibilidad del Ebitda. Dos variables clave que no nos cuentan a la hora de emprender.
  3. Negocios líquidos.
  4. Sectores que crecen.
  5. Aléjate de tu proyecto durante un tiempo y no te enamores de él.
  6. Si quieres invertir en renta variable hazte “colega del CEO” de un gran fondo de inversión, de lo contrario, quédate quieto.
  7. Si tienes capacidad comenzar con un Plan de pensiones, el mejor del mundo es el que tú construyas. No se te ocurra contratar uno.

Sin más, para los que habéis llegado hasta aquí leyendo simplemente deciros que éstas son básicamente las cuestiones que expondré y debatiré en una charla gratuita que organiza Instituto MEDAC el próximo jueves día 19 de abril a las 18:30 h en el Instituto Andaluz del Deporte (IAD). Para los que os apetezca asistir debéis inscribiros aquí. Un fuerte abrazo y gracias por tu tiempo.

MEDAC TALKS: Aforo completo a fecha de 17 de abril.

¡QUIERO APUNTARME!

2 comentarios en “MANUAL DE SUPERVIVENCIA PARA EMPRENDER EN ESPAÑA

  1. Como siempre, certero en tus reflexiones, Paco. Por ilustrar con un caso reciente (ultimas semanas), hemos creado entre varios amigos una nueva sociedad con un capital inicial de 4.000e q no podemos usar desde q lo depositado hace más de un es porque diversos trámites los bloquean:
    Firmar en notaría
    Esperar que la notaría nos dé las escrituras
    Inscribirlas en el Registro Mercantil (bendito trámite, más de 3 semanas!!)
    Solicitar el CIF definitivo

    Todo esto para poder usar nuestros 4.000e!!!

    Tenemos que hacer ahora una ampliación de capital importante y estamos temblando pensando en los plazos…

    Si, muchas veces el problema es captar Inversion, pero una vez la captas… es tan absurdo “enfrentarse” a un sistema que solo pone piedras en el camino.

    Otro día si quiere hablamos de Licencia de Obra, Alta en el Agua y la Luz, y demás aventuras!!!

    1. Querido Javier , totalmente de acuerdo contigo. Es alucinante que todavía tengamos, como tú bien apuntas , esta clase de problemas . Son los mismos que hace 20 años . Es una especie de “ es que aquí las cosas son así . En fin ……., un abrazo fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *