“¡Ya! Ya sé que la envidia es el mal endémico de España, pero ahora tenemos una oportunidad única para enterrarla”

paco avila ig

“Esa enfermedad de la que adolece mi país no es fruto de una casualidad o de la mala suerte, sino la consecuencia directa de una historia en la que la Iglesia y la nobleza se han estado poniendo las botas a base de expoliar, explotar y penalizar a las clases más humildes. ¡Lógico!, que tras la Transición democrática en España se generase cierto aire de revanchismo en aquellos que tanto sufrimiento padecieron. Ahora, con estas nuevas generaciones tenemos una oportunidad única de perdonar y eliminar ese espíritu de revanchismo, pues son personas mucho más justas, colaborativas, creativas y no están, en su mayoría, afectados todavía por esas malditas bacterias de la envidia y el revanchismo.

Así que tenemos una oportunidad de oro, a pesar de que siempre existen grupos extremos cuyo negocio se centra en mantener vivo ese daño y esas diferencias históricas, para cambiar definitivamente la envidia por admiración y extirpar definitivamente el mal endémico de nuestro país que tanto daño nos ha causado. Creando una sociedad abierta, competitiva y optimista donde, por un lado, el esfuerzo, la meritocracia y la libertad sean los motores fundamentales de la creación y generación de riqueza y, por otro lado, la solidaridad, la igualdad de oportunidades y la honradez sean los motores principales para generar y poder mantener un Estado de Bienestar y no asistencial, justo y equitativo”.

2 comentarios en ““¡Ya! Ya sé que la envidia es el mal endémico de España, pero ahora tenemos una oportunidad única para enterrarla”

  1. Des pues de leer tu articulo me paro un poco y reflexionó en este pais hace falta mas gente comprometida .
    Por que hay muy poca gente que sea capas de das la cara

    1. Querido amigo, mi aspiración es llegar a ser tan buena persona, padre, marido y amigo como tú lo eres. Aprendí y disfrute tanto de tí por aquellas tierras lejanas…..cuantas vivencias se nos quedarón grabadas de por vida . En otro orden, si tuviéramos una centena de políticos como tú hijo , España sería imparable . Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *